miércoles, 14 de julio de 2021

¿Cómo enseñar a niños a regular sus respuestas?


La investigación sobre el autocontrol sugiere que se puede enseñar a los niños a regular sus respuestas mediante:

(a) la implementación del desvanecimiento de la demora para la obtención de un satisfactor.

(b) proporcionar una actividad alternativa durante la demora.

(c) enseñarles a repetir una regla durante la demora.

(d) implementar una combinación de desvanecimiento por demora con una actividad alternativa, repetición de reglas o una señal durante la demora.


Schweitzer, J. B., & SulzerAzaroff, B. (1988). Selfcontrol: Teaching tolerance for delay in impulsive children. Journal of the experimental analysis of behavior50(2), 173-186.

miércoles, 19 de mayo de 2021

Estereotipias vocales



La ecolalia es uno de los criterios clave para diagnosticar a las personas con trastorno del espectro autista. En la literatura se han descrito dos formas de ecolalia, inmediata y tardía. La ecolalia inmediata se define como la repetición del habla de los demás directamente después de hablar, mientras que la ecolalia tardía implica la repetición de palabras, sonidos o frases que son inapropiadas para el contexto actual. En muchos casos, los enunciados no son repeticiones claramente articuladas y toman la forma de balbuceos, chillidos o gruñidos repetidamente, a todos estos tipos de vocalizaciones se les conoce como estereotipias vocales.

miércoles, 31 de marzo de 2021

Conducta suicida


A continuación, se presenta una muestra de pacientes hospitalizados, en muchos casos después de haber realizado un intento de suicidio, la tasa de cada tipo de conducta autolesiva fue bastante alta; especialmente en el caso de la ideación suicida y los intentos de suicidio.

Cabe destacar también la alta tasa de consumo de alcohol/drogas en el momento de realizar una conducta autolítica (con una tasa de 48,4% en el caso de los gestos suicidas).

Respecto a la frecuencia de cada tipo de conducta, la que se produjo con más frecuencia a lo largo de la vida fue la ideación suicida. Por el contrario, la que se produjo con menos frecuencia fueron los intentos de suicidio. En cuanto a su inicio, las conductas que tienen lugar a una edad más temprana fueron las autolesiones. Los planes de suicidio, por el contrario, se inician en torno a los 36 años.

La función más importante que cumplen la ideación suicida, los planes de suicidio, los intentos de suicidio y las autolesiones para los pacientes fue el reforzamiento negativo automático (es decir, que los pacientes suelen presentar ideación autolítica, planear su suicidio, intentar suicidarse y/o autolesionarse para escapar de otros sentimientos negativos).

Sin embargo, llama la atención que la función más importante que cumplen los gestos suicidas para los pacientes fuese el reforzamiento positivo social (para llamar la atención de una persona o comunicarse con alguien).

Con respecto a los desencadenantes, el factor que más contribuyó a la realización de la conducta autolesiva fue el estado mental del paciente en el momento de realizarla, seguido por los problemas familiares y de pareja.

En cuanto a los intentos de suicidio (n = 121), los métodos utilizados con mayor frecuencia fueron: sobreingesta medicamentosa (70,5%), drogas ilegales (16,6%) y los cortes profundos (14,1%). Otros métodos de suicidio como las armas de fuego (10,2%), la inmolación (8,9%) o el ahorcamiento (8,9%) fueron utilizados en menor medida en nuestro medio.

Los problemas financieros fueron el factor desencadenante del intento de suicidio más reciente en el 33,3% de los intentos, seguido de las discusiones de pareja (25,6%) y las discusiones familiares (17,9%).

Un 67,9% de los intentos de suicidio fueron impulsivos, no premeditados, y se decidieron en el mismo día en que se produjo el intento. Por último, los participantes habían realizado una media de 1,4 intentos de suicidio previos.

 

García-Nieto, Rebeca; Blasco-Fontecilla, Hilario; Paz Yepes, Manuel; Baca-García, Enrique (2013). Traducción y validación de la Self-Injurious Thoughts and Behaviors Interview en población española con conducta suicida. Revista de Psiquiatría y Salud Mental, 6(3), 101–108.

martes, 16 de marzo de 2021

Análisis funcional del rechazo escolar.



El rechazo escolar se explica por refuerzo negativo, cuando el chico busca reducir el malestar físico o evitar el estado emocional desagradable que le generan los estímulos propios de la escuela. En este grupo se encuentran los chicos que se niegan a ir al colegio por las incomodidades o temores que les producen los viajes, los periodos de recreo o la entrada en un edificio de la escuela, también se encuentran aquí aquellos que tienen dificultades para relacionarse con sus compañeros u otras personas en la escuela o con las situaciones de evaluación escolar.

El rechazo escolar, además se explica por refuerzo positivo, cuando los motivos son conseguir la atención de personas significativas u obtener recompensas positivas tangibles que no están en la escuela. Los chicos de este grupo prefieren quedarse en casa para lograr la atención de los padres o realizar actividades más atractivas como jugar videojuegos, ver televisión, pasar tiempo con los amigos o salir a la calle.

También el rechazo escolar, es multifuncional, ya que las condiciones funcionales pueden ser simultáneas o progresivas, por ejemplo, un niño que inicialmente rechaza la escuela para evitar estímulos aversivos puede descubrir las características positivas de quedarse en casa incrementando con ello sus razones de rechazo escolar.

 

Kearney, C.A. (2007). Forms and functions of school refusal behavior in youth: An empirical analysis of absenteeism severity. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 48(1), 53-61. 

lunes, 1 de marzo de 2021

Referencia social


Aunque los teóricos del desarrollo han argumentado que la referencia social no ocurre antes del noveno mes de edad. Cuando el bebé ya ha desarrollado “habilidades cognitivas suplementarias”.

Desde el análisis conductual, se entiende la referencia social, como una forma de aprendizaje discriminativo de las expresiones faciales maternas asociadas a las consecuencias del comportamiento del bebé frente a un estímulo ambiguo. 

Por lo que se sugiere que el alcance discriminado por las señales faciales maternas se puede adquirir por el entrenamiento discriminativo, en bebés de hasta 4 meses de edad.

En este sentido la referencia social puede conceptualizarse como una clase operante que se establece a través de la discriminación y el refuerzo de estímulos.

Un episodio de referencia típico se compone de la siguiente secuencia de eventos:

(a) presentación de un objeto o evento ambiguo, (b) cambio de mirada del bebé hacia el adulto, (c) expresión facial planteada por el adulto, y (d) evento del bebé -comportamiento relacionado (por ejemplo, jugar, evitar). 

La referencia social puede ser una forma de aprendizaje discriminativo que resulta de una historia de contingencias ambientales que operan durante las interacciones verbales tempranas entre madre e hijo.

Se ha demostrado, que es más probable que los bebés se acerquen a un objeto ambiguo cuando la madre les proporciona información positiva (p. Ej., Sonreír mientras dice “¡qué gracioso!”). 

Por el contrario, los bebés tienden a evitar el objeto si la información dada es negativa (por ejemplo, la madre dice “¡nooo!” En un tono de voz bajo mientras frunce el ceño). 

 

viernes, 12 de febrero de 2021

Análisis experimental de las habilidades aritméticas.

 

Hay un gran interés en el estudio experimental de las habilidades aritméticas con base en los principios y técnicas de condicionamiento operante. Este interés ha comprendido, por un lado, el análisis teórico de los procesos funcionales que tienen lugar durante la adquisición, generalización y mantenimiento de las habilidades de sumar, restar, multiplicar y dividir.

La postura cognoscitiva supone que saber algo significa la ocurrencia de una operación mental la cual permite que se presente una conducta exitosa. De tal manera que el saber precede al hacer, si esto sucede, los sujetos serán capaces de resolver exitosamente el problema.

Hay estudios cognoscitivos que aseguran que la sintaxis es crucial para la comprensión del problema y su trabajo se ha centrado en variar las estructuras de los problemas y los elementos gramaticales involucrados, estos estudios tienen la desventaja de centrarse en los textos y no en la conducta de los sujetos.

Otros autores de orientación cognoscitiva, consideran que la dificultad para resolver problemas aritméticos radica en la comprensión lectora, uno de los problemas que tiene esta explicación es que basan la explicación de sus hallazgos en la integración de información en estructuras o modelos mentales coherentes necesarios para solucionar el problema, imposibles de estudiarse directamente.

Los datos obtenidos desde el análisis experimental, reflejan lo contrario, a pesar de que los alumnos no identificaron la palabra que les indicaba la operación, la resolvieron correctamente, es decir, los sujetos no fueron capaces de establecer la equivalencia de la palabra con una operación aritmética pero no así de reconocer la operación y su procedimiento para resolverla.

Basados en lo anterior, los niños, lograron resolver las operaciones correctamente debido a su entrenamiento, pero no fueron capaces de referir, a partir de la identificación de una palabra equivalente en su uso, la operación que tenían que realizar, porque no hay un tipo de entrenamiento escolar en este sentido.


Latorre, M. L. Á., Tena, R. O., & Rodríguez, C. C. (2014). Palabras cotidianas equivalentes a operadores aritméticos relacionadas con la solución de problemas. 
Tesis Psicológica9(2), 110-124.

lunes, 11 de enero de 2021

Modelos de pensamiento

La mayoría de modelos de pensamiento, descritos por la Psicología, no ponen de manifiesto la esencia del proceso presente, sino ciertos mecanismos que intervienen. Así misino la Lógica se ocupa sólo de ciertas estructuras válidas, siendo que los procesos creadores, la investigación misma, se desenvuelve en medio de la equivocidad.

La pregunta ¿qué significa pensar? es unívoca en su formulación y equívoca en cuanto a las distintas actividades que se engloban bajo el nombre de pensar. La pregunta podría formularse en términos de ¿qué es lo que dirige y determina el proceso de pensamiento? Todo ello debe ser independiente de que quién piense sea un hombre y tenga consciencia de ello o una máquina.

Luria, tras laboriosas investigaciones en las que se ocupa del pensamiento práctico-constructivo y del lógico-verbal propugna un punto de vista mucho más amplio, en el que

distintas zonas cerebrales son responsables de distintos componentes individuales de los

procesos de pensamiento y por tanto a la destrucción de aquellas corresponden otras tantas perturbaciones en la conducta del sujeto pensante. Según estos trabajos pueden darse como válidas las siguientes etapas del proceso intelectual:

-Aparición, que se da cuando la solución de una tarea no está previamente constituida ni de forma innata ni de forma habitual.

-Análisis de las condiciones del problema.

-Selección de alternativas.

-Elaboración de un plan o estrategia.

-Elección de métodos y operaciones para llegar a la solución, en cuya elección se

recurren frecuentemente a algoritmos elaborados bien lingüisticos, lógicos o matemáticos.

-Fase operativa, de aplicación de los operadores.

-Obtención de la solución o respuesta.

-Estadio aceptante de la acción en el que se comparen los resultados con las condiciones.

Toda conducta de resolución de problemas puede explicarse en términos de realimentación, y no sólo la conducta exterior o explícita sino también los procesos de pensamiento o conducta interiorizada, implícita. Pensar seria "una implícita resolución de problemas ... esencialmente por ensayos y errores.

martes, 6 de octubre de 2020

Reciprocidad y coerción

Se proponen dos mecanismos (reciprocidad y coerción) como principales operaciones de refuerzo social en grupos de dos personas y en sistemas sociales más complejos, como una familia.

Existe reciprocidad cuando dos personas (A y B) se dan refuerzo social entre sí a una tasa equivalente.

La coerción se refiere a la situación en la cual una persona (A) demanda o violenta el refuerzo social positivo y desproporcionado de parte de B, en tanto que mantiene el comportamiento de queja de B, retirando los estímulos aversivos de demanda.

 

Patterson y Reid (1967)